Publicado: 13/08/2017
Los crímenes que golpearon a Trujillo esta semana
El asesinato de la dueña de un restaurante causó gran indignación en la ciudadanía, así como el reconocimiento del cuerpo de un joven administrador.
Foto: Archivo La Industria

Durante la última semana se registraron diversas pérdidas humanas a causa de la delincuencia. Uno de los casos que más impacto tuvo en la comunidad trujillana, fue la noticia del reconocimiento del cuerpo carbonizado hallado en una chacra de Virú. El cadáver correspondía a un joven trabajador de una empresa de seguros, que era intensamente buscado por sus familiares y amigos. Por el momento, las autoridades continúan con las investigaciones para determinar los autores y el móvil del terrible crimen.


En Otuzco, un hombre falleció y otros dos quedaron gravemente heridos durante un voraz incendio que consumió un taller de pirotécnicos. Más tarde, las autoridades informaron que la víctima tenía una orden de captura por el delito de tenencia ilegal de artefactos explosivos.


Más noticias >>> Cuerpo carbonizado era de joven buscado en Trujillo


El mismo día, dos sujetos acabaron con la vida de un hombre de 42 años en Salaverry. Luis Rivera Reyes, quien estuvo recluido en el penal El Milagro, recibió dos disparos en el pecho y espalda, mientras esperaba una combi en el paradero.


En Chepén, familiares de un bebé fallecida atribuyeron una supuesta negligencia médica al personal del Hospital del Minsa que atendió el parto. Según indicaron, la madre ingresó a las 9 de la mañana para intervenida mediante una cesárea y, dos horas después, una enfermera le comunicó que su hijo había muerto.


Más noticias >>> Dueña de restaurante muere luego de ser acribillada


La muerte de la dueña de un restaurante ubicado en la urbanización Palermo, también causó gran indignación, pues la víctima habría denunciado a un extorsionador hace unos meses, provocando que este vaya a la cárcel. Yolanda Colunche Benavides, de 39 años, recibió cinco balazos en diferentes partes del cuerpo. Las autoridades presumen que tal delincuente cobró venganza desde las rejas.