Publicado: 11/09/2017
Denuncian a director de Ugel en Gran Chimú
El director de la Ugel de Gran Chimú, Sebastián Vásquez, fue denunciado penalmente junto a otros cuatro funcionarios.

@WebLaIndustria



El director de la Ugel de Gran Chimú, Sebastián Vásquez, fue denunciado penalmente junto a otros cuatro funcionarios. La acusación la colocaron tres dirigentes del Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú  (Sutep).


Los presuntos delitos que les imputan son: colusión, asociación ilícita para delinquir, omisión, rehusamiento o demora de actos funcionales. Mientras que los implicados son jefe de administración, Segundo Vargas Rosales; la especialista de abastecimientos, Indira Bocanegra Alcántara; el jefe de Estadística, Daniel Córdova Ulloa; la especialista en Infraestructura Educativa, Yessica Paro Usca.


Según la denuncia, hubo una sobrevaloración al precio referencial de la obra de mejoramiento y acondicionamiento de la sede de la referida Ugel. Esta desembolsó 249 298 soles de la constructora Pilco Contratistas Generales y se pe se a que los trabajos no han culminado, el dinero se canceló en su totalidad.


La denuncia señala que la especialista de infraestructura educativa de la Ugel Gran Chimú, Yessica Paro Usca, emitió un informe irregular, tras indicar que observó y constató en tres momentos diferentes que la obra presentaba avances del 40 %, 65 % y 85 % según las partidas programadas y las especificaciones técnicas del expediente de obra. Lo cual, al parecer, no fue real.


También descubrieron la existencia de un doble contrato firmado entre el director Vásquez Angulo y la empresa con plazos diferentes. El primer contrato de la obra es firmadoel26dediciembrede 2016 y el segundo tres días después. En ambos se fija un plazo deejecuciónde50días.Enelprimer acuerdo señala que el periodo de ejecución de la obra se computa a partir del 28 de diciembre y el segundo, del 9 de enerode2017. La obra debió terminar el 15 de febrero


En base a este informe, el jefe de Administración, con celeridad inusual, ordena al tesorero el pago total a la empresa, pese a que la factura emitida por el contratista registraba incoherencia en la fecha de emisión. El comprobante de pago y cheque son emitidos el 31 de enero de 2017 y la factura tenía fecha posterior, el 1 de febrero