Publicado: 21/04/2017
“Hay que instalar diques y geomallas en las quebradas”
Juan Alcázar Flores, Decano del Colegio de Arquitectos de La Libertad, ensaya una salida al problema de los huaicos y lluvias en Trujillo.

Tras las idas y vueltas en busca de una solución para enfrentar la amenaza de nuevas lluvias y huaicos que afecten en la ciudad de Trujillo, el decano del Colegio de Arquitectos de La Libertad, Juan Alcázar Flores, explica una de las posibles soluciones para mitigar el peligro.


-              Estamos a un mes después del desastre del Niño Costero y la gente quiere saber  qué se está haciendo para salir de esta situación.

Indudablemente, cada uno tiene su tarea. Primero se ha hecho una tarea de recomponerse para que la ciudad funcione como debería estar; ahí están trabajando el gobierno local y regional. El Colegio de Arquitectos empezó a evaluar y a hacer un diagnóstico para poder determinar cuáles han sido los efectos de las lluvias y los huaicos y para ver qué podemos hacer después.


-              ¿Ya terminaron ese diagnóstico?

Parte del diagnóstico ya se está terminando porque tomamos dos puntos importantes. El centro histórico sufrió mucho, entonces fue lo primero que abordamos para determinar si había o no casonas colapsadas.


-              ¿Cuáles son los resultados obtenidos?

El Colegio de Arquitectos es un gestor y por eso llamamos al Ministerio de Cultura porque tenemos que trabajar con todas las autoridades. Una vez que tengamos todo el diagnóstico, vamos a presentar los  resultados, en donde se dará a conocer el número de viviendas colapsadas y cuáles deben ser rehabilitadas. También se está evaluando las calles y espacio urbano afectado.


-              ¿Cuántos metros de pistas fueron afectados?

No hemos tocado ese tema porque lo está trabajando la municipalidad.


-              ¿Es fácil encontrar la solución y tomar medidas de prevención contra los huaicos en Trujillo?


El problema es que las leyes a veces no permiten las intervenciones, por ejemplo, en las casonas no podemos intervenir, solo dar recomendaciones al propietario.


-              ¿Cuál es la solución más sostenible al desborde de las quebradas situadas en la cabecera de Trujillo?

Primero hay que saber que son tres las quebradas que nos afectan: San Ildefonso, Quebrada del León y la de San Carlos. La idea o punto de vista de Colegio de Arquitectos es tomar las cabeceras de estas quebradas para hacer trabajos permanentes de ingeniería para contener y separar el lodo del agua. El huaico trae lodo y agua, por eso genera más destrucción.


-              ¿A qué se refiere con los trabajos de ingeniería?

Por ejemplo, tenemos esquemas que incluyen pequeños diques que permiten que agua rebase cuando va bajando; es decir, pasa el agua y va quedando el lodo.


-              En las playas se quiere poner espigones para enfrentar la erosión costera. ¿Ustedes propone diques para las quebradas?

Correcto. Los diques son para que el agua pierda la potencia y se retenga el lodo. Son como cernidores.


-              ¿Cuántos diques se tendrían que poner?

Bueno, eso ya se refiere a un cálculo porque se tiene que cuantificar la cantidad de metros cúbicos de agua que hubo.