Publicado: 19/05/2017
Disputas en torno a la dirección de la Orquesta Sinfónica
Se seleccionó al trujillano Espartaco Lavalle Terry, pero el británico Michal Glenn Mott pidió la nulidad parcial del proceso.
El músico liberteño Espartaco Lavalle.

A la cuarta va la vencida. Luego de tres convocatorias declaradas desiertas, la Dirección Desconcentrada de Cultura La Libertad seleccionó como director titular de la Orquesta Sinfónica de Trujillo (OST) al músico trujillano Espartaco Lavalle Terry, bajo la modalidad de Contratación Administrativa de Servicios (CAS).


Sin embargo, el músico británico Michael Glenn Mott, quien también quedó apto en la cuarta y última convocatoria, pidió la nulidad parcial de este acto administrativo, ya que según éste la evaluación técnica de los concursantes presenta una serie de irregularidades.


Mott cuestiona que las bases del concurso no establecieron que durante el desarrollo del mismo se introduzca  un cuarto miembro, además que no se le comunicó esta designación, “que me hubiera permitido, poner en conocimiento de los demás miembros del Comité mis relaciones poco cordiales con el señor Francis Alarcón Mely”.


Para Mott, Mely debió ser tachado del comité evaluador porque se dijo, antes de la evaluación, que el encargado de la Evaluación Técnica era el concertino de la Orquesta Sinfónica Nacional.


Por su parte, la titular de la Dirección Desconcentrada de Cultura La Libertad, María Elena Córdova, defendió el proceso de selección del cargo de director titular de la Orquesta Sinfónica de Trujillo y rechazó “cualquier insinuación de favoritismo a favor de cualquier postulante”.


Explicó que los criterios de selección para la plaza de director titular de la OST son los que usualmente se toman en  la administración pública a través de una convocatoria, con las bases publicadas, y los criterios se aplican y están a cargo de un comité de selección, también nombrado como manda la ley.