Publicado: 11/06/2017
Costa Rica: presidente firma ley contra el maltrato animal
El mandatario encabezó una marcha de personas y sus mascotas estampó su firma en medio de aplausos y gritos de "sí se pudo, sí se pudo".
En la Ley solo se incluyen los términos animal doméstico.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, firmó hoy en un evento público en el centro de San José, con la presencia de cientos de personas y sus mascotas, la Ley que castiga con cárcel el maltrato contra animales domésticos y domesticados.


Una marcha de personas y sus mascotas, la mayoría perros, pero también gatos y hasta un gallo, recorrió parte del Paseo Colón, una de las principales vías de la capital, y fue la antesala de la firma de la ley.


El mandatario, quien encabezó la marcha, estampó su firma en medio de aplausos y gritos de "sí se pudo, sí se pudo" por parte de los asistentes a la actividad, entre los que había activistas de organizaciones defensores por los derechos de los animales


El presidente Solís reconoció en su discurso el esfuerzo de las organizaciones y la sociedad por impulsar la ley en favor de "nuestros hermanos menores" (refiriéndose a los animales), así como el trabajo de un grupo de diputados que lideraron el trámite de la iniciativa en el Congreso.


"Hoy es un día muy especial para Costa Rica, es uno de esos días en que adquiere un gran significado aquello de que somos una sola familia nacional. Hemos traspasado un punto de ese discurrir hacia un mejor momento que se irá construyendo paso a paso con una ley que garantiza que se perfeccionen los mecanismos, que se mejoren las prácticas y que haya más hondura en la cultura de bienestar animal", declaró el mandatario.


La ley fue aprobada en mayo pasado de manera unánime por los diputados tras seis años de haber ingresado al Congreso mediante iniciativa popular, y tras numerosas modificaciones a su texto original, incluidos párrafos que habían sido señalados como inconstitucionales por la Sala Constitucional.


La ley establece castigos de hasta dos años de cárcel a quien cause la muerte de un animal doméstico o domesticado; y de hasta un año de prisión a quien cause un daño a un animal, realice actos sexuales con ellos o practique la vivisección.


Otra pena que se impone es la de hasta un año de prisión a la persona que organice, propicie o realice peleas entre animales como gallos y perros.


En la Ley solo se incluyen los términos animal doméstico, que es el que por sus características evolutivas y de comportamiento conviva con el ser humano, y domesticado, el cual es el animal que mediante el esfuerzo del ser humano ha cambiado su condición salvaje.


(Fuente: Efe)