Publicado: 13/06/2017
Joya arquitectónica continúa destruyéndose en Chepén
Debido al descuido y abandono de parte de quienes deben conservarla, la ex Casa Hacienda Talambo está destruida en gran parte de su interior.
Esta infraestructura fue donada a la Arquidiócesis para que allí funcione una universidad, pero no se cumple con este fin.

El techo de material a base barro, caña brava y vigas de algarrobo ha caído en dos partes, tanto el que da al patio central de la casona, así como el que permitía visualizar el panorama hacia los exteriores, el pueblo de Talambo y a la carretera que une a este centro poblado con Chepén. Su construcción sería de mediados del siglo XIX.


Una calamidad es el actual estado de este inmueble que por alrededor de 120 años fue la residencia de los propietarios de la hacienda Talambo quienes mayor tiempo permanecieron en dicha empresa. Aquí vivió la familia Salcedo-Ruiz y Palacios Moreyra.


“Sinceramente el tema de la casona Talambo es una pena porque está en pésimas condiciones. He conversado con el alcalde de Chepén, Nelson Kcomt, pidiéndole ayuda, pero manifiesta que la excasa hacienda es propiedad privada y por lo tanto la municipalidad provincial no puede invertir. Más bien me ha propuesto buscar la forma para revertir dicha propiedad a la Municipalidad del Centro Poblado de Talambo”, expresó el alcalde de este lugar Rigoberto Chavarría Albítres.


Precisó que la propiedad del inmueble es de la Arquidiócesis de Trujillo, ya que fue donado por la excooperativa agraria Talambo a la parroquia San Nicolás de Tolentino de Talambo a fines de la década del 80.


Diseño arquitectónico destruido

Desalentado por la falta de respuesta de autoridad alguna, el burgomaestre de Talambo mostró cómo progresivamente se va destruyendo el diseño arquitectónico de esta reliquia, donde -según dijo- no se ha puesto “ni un sol” en su mantenimiento o conservación; sino más bien cada vez que han visitado los representantes de las instituciones, la casa hacienda solo ha servido para la foto y discursos bonitos.