Publicado: 17/06/2017
La oposición pretende arrinconar al Gobierno
Analistas locales sostienen que intereses políticos se anteponen en el Congreso y las consecuencias afectan a toda la población.
PRECISO. Juan Gamarra Nieto cree que los apetitos protagónicos del fujimorismo le hacen daño al país.

La exigencia de los congresistas de la oposición para que el ministro de Economía y Finanzas (MEF), Alfredo Thorne, renuncie es una muestra de prepotencia del fujimorismo y la “falta de modales políticos”.


Así lo aseguró el sociólogo Juan Gamarra Nieto, tras la exposición de Thorne en el Congreso de la República, al que le pidió su confianza para continuar en el cargo, pero contrariamente las distintas bancadas de oposición, encabezadas por el fujimorismo, exigieron su renuncia hasta mediados de la semana entrante y si no lo hace que el mismo presidente de la República le pida su salida.


Manifestó que se le citó al Congreso de un día para otro, a pesar que el mismo Thorne solicitó acudir al pleno para informar respecto de la grabación en la que aparece el diálogo que él sostuvo con el contralor de la República, Edgar Alarcón, a quien supuestamente lo presionó para que eleve un informe favorable al Gobierno sobre el proyecto del aeropuerto de Chinchero.


“Eso es una falta de respeto y modales, y no me extraña porque así actúa el fujimorismo, violentando las cosas, es su característica dictatorial”, aseveró.


En su opinión, esta actitud demuestra que existe un ánimo de generar un desgobierno, a los que se están prestando los partidos chicos.


“La izquierda siempre va actuar así porque en las elecciones aseguró que no estaba de acuerdo con el modelo económico, por eso ahora encuentra
una razón para “tumbarse al ministro de Economía”, acotó.


Para Gamarra Nieto ha llegado el momento de que el presidente de la República ponga orden y haga respetar el principio de autoridad, de lo contrario en adelante todo será un caos porque es la tercera vez que el Congreso quiere salirse con la suya.


“La situación se pone tirante porque si renuncia el ministro, ellos dirán: ‘nosotros no lo íbamos a censurar’. Y si no se va, lo sacarán, después le sigue Basombrío. Lo que están buscando es un desgobierno total y el Apra juega su propio partido porque quiere la vicepresidencia del Congreso. La Izquierda no se da cuenta que le hace el juego al Apra y al fujimorismo por un tema de modelo económico y APP juega su propio partido, es un comodín”, aseveró.