Publicado: 17/06/2017
Destinan partida a hospital que atiende como posta
Le asignaron 408 mil soles para su mantenimiento, ahora que ya pasaron las lluvias en Ascope.
Tras su inaguración hubo mucha expectativa en la población de Ascope, pero este hospital no se usa en su totalidad.

Ascope. El consejo regional aprobó presupuesto de un millón 116 mil soles para los establecimientos de salud de la provincia de Ascope. Así, el más beneficiado fue el hospital Rosa Sánchez de Santillán, que tiene una nueva infraestructura y que además funciona solo como posta.


En ese sentido, según el consejero por Ascope, Silvio Díaz Estrada, informó que se destinó 408 mil soles para el hospital provincial, para su mantenimiento tras las lluvias del fenómeno del Niño Costero. Otros establecimientos aprobados fueron el de Casa Grande con S/ 220 mil, el de Alto Perú con 251 mil soles, el de Macabí con 125 mil soles, y por último el de Molinos Cajanleque con S/ 110 mil.


“No entiendo cómo a un hospital que se encuentra en la parte más alejada de la provincia de Ascope le pueden asignar presupuesto. Tiene una moderna infraestructura y no la pueden poner a andar”, dijo el alcalde Jhon Vargas Campos.


Agregó que a Magdalena de Cao no le asignaron ni un sol, pese a que el exgerente Manuel Llempén anunció que iban a construir la segunda planta del establecimiento de salud. “Nada de eso pasó y solo son simples anuncios que se los lleva el viento”, manifestó.


Estudio

Sobre el particular, el jefe de la red de salud de Ascope, Richard Benavides Cotrina, reveló que él preparó el informe técnico para que se destine el presupuesto para este hospital ubicado en la capital de la provincia.


“Se han tomado muchos elementos para que se pueda llegar a la conclusión de que este hospital por ser muy importante para la comunidad sea el que reciba el presupuesto”, manifestó.


Hay que señalar que se hablaba hace unos meses del equipamiento para el hospital Rosa Sánchez de Santillán de Ascope. En ese contexto, apuntó que se encuentran en las gestiones para la instalación de la energía trifásica, la cual no debe demorar; sin embargo, la primera vez que se inauguró fue de manera simbólica, pero ya como hospital II-1 la gestión está lista para su nueva inauguración. Hay que recordar que fue el entonces alcalde Marco Muñoz Verástegui (2012), quien lo inauguró, pese a la crítica de la sociedad civil.