Publicado: 08/07/2017
Damnificados por El Niño Costero dejan refugios
Defensor del Pueblo y Ministerio de la Mujer: “Hubo gente que fingió estar afectada para recibir ayuda”.
EN LOS DESCUENTOS. Decenas de familias afectadas ya no estarán hacinadas y saldrán de carpas, poco a poco.

Todo va volviendo a la normalidad. En medio de una conferencia de prensa, los representantes de la Defensoría del Pueblo, Centro Emergencia Mujer, Gerencia Regional de Salud, Reniec y los ministerios de la Mujer y Vivienda anunciaron ayer que este lunes 10 un promedio de mil 81 víctimas de los desbordes provocados por el fenómeno del Niño Costero irán abandonando, en forma progresiva, las carpas de los 14 albergues en donde están provisionalmente alojados.


Hay 40 familias que ya están ocupando los módulos traídos desde Lima y el lunes 10 se instalarán más grupos familiares en las 140 casas prefabricadas. Estos lotes provisionales estarán ubicados de la siguiente manera: 80 en el centro poblado El Milagro, 65 en Víctor Larco y 35 en La Esperanza. Pero, a partir de la quincena de este mes llegarán el resto de módulos, que harán un total de 3 mil 800”, informó la representante del Ministerio de la Mujer, Roxana Herrera Morales.


Sin embargo, el representante de la Defensoría del Pueblo, José Agüero Lovatón, reveló que, lamentablemente, de los mil 351 ciudadanos alojados en los albergues, solo el 20 % (es decir, 270 personas) se encuentran en reales condiciones de damnificados.


“El problema es que muchos de ellos están fingiendo ser perjudicados de los huaicos, cuando en realidad no lo son, con la finalidad de recibir ayuda de las autoridades y eso no puede ser. Esta situación ha sido detectada a través de un trabajo conjunto con los centros de emergencia mujer y los gobiernos locales. Por tal motivo, aquellos que intentaron sorprender al Estado no tendrán acceso a las módulos –porque tienen casa propia y bienes– y serán denunciados al Ministerio Público”, manifestó.