free web stats


Publicado: 16/03/2018
Historias de éxito: El Colorao, pasión por la gastronomía
Conozca cómo Ricardo Barreto inició este emprendimiento que empezó como una afición y que ya tiene 4 años en el mercado.
Compartir Compartir
Semanalmente, El Colorao graba cortas secuencias en vídeo que cuelga en su fanpage, sobre los insumos que usa en su cocina.

Trujillo. El sueño del negocio propio motivó a Ricardo Barreto Jimeno a poner en marcha ‘El Colorao’ , un restaurante que ofrece comida criolla a base de pescados y mariscos en la primera etapa de la urbanización San Andrés.


Barreto Jimeno, se dedicó por años a gerenciar filiales de Radio Panamericana, Radio Nova y Canal 35 en Trujillo, pero llevaba una afición anidada en sus sueños: la cocina.


“Desde chico siempre me gustó la gastronomía. Trabajé unos años acá, tuve un negocio por la avenida Húsares de Junín, pero luego me fui a Estados Unidos, donde estudié gastronomía y como siempre me gustó Trujillo, regresé”, confiesa.


Fue así que paralelo a su trabajo en las filiales de las emisoras compró todo lo necesario para implementar su cocina y poner en marcha su proyecto. “La idea inicial fue atender solo fines de semana. Así empecé abrir el restaurante los sábados y domingos; luego fue desde el viernes, entonces ya se me dificultaba con mi trabajo, así que tuve que decidir y comencé a darle mas tiempo a ‘El Colorao’”, recuerda.


El restaurante se enrumbó bien y desde hace 4 años abrió las puertas de su local ubicado en la calle Francisco Solano 462 en la urbanización San Andrés.


Aunque las cosas fueron auspiciosas desde un inicio, el año pasado, su situación, como muchos de los negocios de la ciudad, tuvo un revés importante, por el embate de la naturaleza.


El fenómeno de El Niño del 2017 estuvo a punto de obligarlo a cerrar el restaurante: “Hace 5 meses quise tirar la toalla, las lluvias y huaicos nos golpearon a todos, estuvimos de tres a cuatro meses prácticamente en cero. Creo que el persistir, y tener las fuerzas para pasar estas olas alta y bajas te permite ser más crudo y te enseña a cómo poder soportarlo”, refiere.


Al consultarle sobre el plato bandera de su local, Ricardo Barreto nos dice que su ‘plato más representativo’ es no mentirle al cliente. “Si yo le digo que es mero, realmente lo es. Lo mismo sucede con el cabrito y pato, que me abastece una señora que cría estos animales en casa”, argumenta.